Roberto Fraile y David Beribain

Historia de unas muertes anunciadas

Este muchacho estaba siempre metido en los berenjenales más peliagudos des mundo. Mafia y Camorra italiana. Traficantes de droga ha en las peores fronteras del planeta, ahora en la caza ilegal de animales protegidos – el tercer gran negocio ilegal más lucrativo tras la droga y el tráfico de personas. Y en cada sitio se comportaba con un desparpajo insultante. Como si no pasara nada. Como si las balas, bates y navajas fueran a rebotar en su piel.
Hace tiempo que sigo sus apasionantes reportages y siempre me había extrañado lo fácil que lo hacía. Como si no pasara nada.
Al final paso algo.
Incluso aunque el se lo haya buscado se merece un reconocimiento en la historia.
Roberto Fraile, por contra se merece el Nobel de periodismo. Pues jamás dijo “Hola: soy David Beribain y voy a ….”. Nunca busco más que hacer su trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s