Corre el coche y coje (Run the take and car)

 Un lugar donde la policía provoca delitos para coger “ladrones” en potencia….

   Déjale las llaves puestas a un coche con la puerta abierta. Espera que se suba un inocente adolescente y crea así un nuevo criminal.
     ¿¡Pero la cosa es así !?
“En ese barrio el chaval va a hacer lo mismo cuando crezca”…
  Tiempo ahorrado y, sobre todo currículum inflado. Así se llega pronto a inspector.
   Lo malo el dineral que cuesta cada preso nuevo y el lastre para el país de un potencial productor/consumidor nuevo de menos…
    Una de cal: aquí en España se da la costumbre entre unos pocos “maderos” de colocar un señuelo destinado a gente supuestamente sospechosa—por ser drogadicta, prostituirse o tener familia delincuente—para llevarlo, avocarlo a la comisión de delitos.
Son casos que, por aislados no dejan de ser feos. Ni importantes.
Digamos que andamos a años luz de un sistema que llega a hacer espectáculo (televisión de masas para 200 millones mas su imagen nacional exterior) y vanagloriarse provocando a adolescentes—quizá hasta ese día inocentes del todo—a estrenar una carrera criminal.
Coge el coche.
Corre.
-“Ya tenemos material para un documental”. La connivencia policía/periodista es evidente.
   Mientras escribo esto veo por la televisión (Tele 5) de este país como hacen un programa de cotilleos formato casi concurso con las madres e hijos de casos de bebes robados…Con el ADN en la mano le dice a la señora “después de la publicidad les diré si son familia o no